Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
InicioCompetenciasVida Silvestre

 Vida Silvestre

 
La Gerencia de Vida Silvestre es el órgano competente en materia de planificación, desarrollo y control de la flora y de la fauna silvestres del país conforme a la Ley Conservación de la Vida Silvestre No. 7317 y su reglamento según Decreto No. 32633-MINAE.
 
En la Ley de Conservación de la Vida Silvestre No. 7317, 1998; tiene como finalidad la conservación, protección y control sobre la vida silvestre de Costa Rica. La vida silvestre está conformada por la fauna continental e insular que vive en condiciones naturales, temporales o permanentes, en el territorio nacional y la flora que vive en condiciones naturales en el país.
 
En ese sentido la vida silvestre  únicamente pueden ser objeto de apropiación particular y de comercio, mediante las disposiciones contenidas en los tratados públicos, en los convenios internacionales, en la presente ley y en su reglamento.    
          
 
Costa Rica posee una grandiosa riqueza natural, aproximadamente  un 5% de las especies descritas a nivel mundial, ya que se han descrito más de 8500 especies de plantas, 220 especies de reptiles, 160 especies de anfibios, 205 especies de mamíferos y 850 especies de aves; sin embargo, la destrucción del hábitat por la deforestación , la cacería furtiva , el uso indiscrimanado de plaguicidas , el comercio ilegal de mascotas y el desconocimiento de los valores de la Vida Silvestre han provocado la disminución de las poblaciones de muchas especies a niveles que hacen peligrar su sobrevivencia.
 
 
Oficialmente se reconocen 85 especies de aves, 15 de mamíferos, 81 de anfibios y 28 de reptiles con poblaciones reducidas o amenazadas y 17 especies de aves, 13 de mamíferos, 2 de anfibios (se incluye aquí el sapo dorado, especie de la cual hace seis años no se tienen reportes) y 8 de reptiles con poblaciones en peligro de extinción.
 
 
El águila harpía llegó a su extinción en el país; mientras que otras especies como la lapa roja, la lapa verde, el piche careto y el oso hormiguero gigante, están fuertemente amenazadas de extinción. Nuestro sistema de áreas protegidas parece ser insuficiente para aquellas especies que, como el jaguar, requieren grandes extensiones de bosque virgen para sobrevivir.
 
La flora y fauna silvestre son patrimonio de todos los costarricenses, y su conservación a largo plazo, es un reto que a todos nos atañe es por esto que los esfuerzos del Ministerio del Ambiente y Energía no prosperarán sin la colabooración de todos los costarricenses. Por tal motivo, la Dirección General de Vida Silvestre, por medio del Sistema Nacional de Areas de Conservación ha emprendido diferentes acciones tendientes a aumentar las posibilidades de conservación de la Vida Silvestre, entre las que cabe destacar:
 
1. El establecimiento de un programa para incentivar la creación de Refugios Privados de Vida Silvestre.
 
2. La elaboración de un decreto tendiente a proteger las poblaciones de almendro de montaña, árbol del cual se alimenta la lapa verde.
 
3. Se realizan estudios de reintroducción al habitat natural de diferentes especies como felinos y lapa roja.