Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
InicioPreguntas Frecuentes

 Preguntas Frecuentes

¿Cuántas Áreas de Conservación existen en Costa Rica?
Actualmente existen 11 Áreas de Conservación las cuales son:
1.       Área de Conservación Guanacaste (ACDG)
2.       Área de Conservación Tempisque (ACT)
3.       Áreas de Conservación Arenal Tempisque (ACAT)
4.       Área de Conservación Pacífico Central (ACOPAC)
5.       Área de Conservación Arenal Huetar Norte (ACA-HN)
6.       Área de Conservación Cordillera Volcánica Central (ACCVC)
7.       Área de Conservación Tortuguero (ACTo)
8.       Área de Conservación La Amistad Caribe (ACLA-C)
9.       Área de Conservación La Amistad Pacífico (ACLA-P)
10.   Área de Conservación Osa (ACOSA)
11.   Área de Conservación Isla del Coco (ACMIC) 
¿Qué es un Área Silvestre Protegida?
es una zona geográfica delimitada, constituida por terrenos, humedales y porciones de mar. Ha sido declarada como tal por representar significado especial por sus ecosistemas, la existencia de especies amenazadas, la repercusión en la reproducción y otras necesidades y por su significado histórico y cultural.
¿Cuáles son las categorías de manejo deun Área Silvestre Protegida?
Reserva Biológica: "Área esencialmente inalterada, que contiene ecosistemas, rasgos o especies de flora y fauna extremadamente vulnerables, en la cual los procesos ecológicos han podido seguir su curso natural con un mínimo de interferencia humana, en ella se desarrollan únicamente actividades de investigación y educación”
Parque Nacional: "Área con rasgos de carácter singular de interés nacional o internacional. El área debe incluir muestras representativas de ecosistemas de significación nacional, mostrar poca evidencia de la actividad humana, ofrecer importantes atractivos para los visitantes y tener capacidad para un uso recreativo y educativo en forma controlada”
Monumento Nacional: "Área que posee un recurso cultural, sea histórico o arqueológico sobresaliente, de importancia nacional e internacional debido a sus características únicas o de especial interés”
Refugio de Vida Silvestre: "Es un área que por sus condiciones geográficas, de ecosistemas especiales y de variada o exclusiva biodiversidad el Poder Ejecutivo declara como tal, para la protección e investigación de la flora y la fauna silvestres, en especial de las que se encuentren en vías de extinción”
Humedales: "Ecosistema con dependencia de regímenes acuáticos, naturales o artificiales, permanentes o temporales, dulces, salobres o salados, incluyendo las extensiones marinas hasta el límite posterior de fanerógamas marinas o arrecifes de coral o, en su ausencia, hasta seis metros de profundidad en marea baja. ”
Corredor Biológico: “Extensión territorial, generalmente de propiedad privada, cuya función principal es interconectar áreas silvestres protegidas para posibilitar tanto la migración como la dispersión de especies de flora y fauna silvestres, asegurando su conservación”
Zona Protectora: “Área formada por bosques y terrenos de aptitud forestal, donde el objetivo principal se la protección del suelo, la regulación del régimen hidrológico y la conservación del ambiente y las cuencas hidrográficas”
¿Cómo satisfacen las áreas protegidas las necesidades de la sociedad?
Como instrumento de desarrollo, mediante una planificación participativa, información y educación, cooperación y beneficios locales.
Los ecosistemas de áreas deben incluir una gama de usos desde la protección total de áreas frágiles, hasta las de uso múltiple para varios grupos e interés.
Las áreas silvestres protegidas brindan a las sociedades un gran número de beneficios económicos, culturales, educativos y espirituales. Estas áreas cumplen funciones reguladoras del clima, de la atmósfera y los océanos, protegen las cuencas, y las costas y los suelos contra la erosión. Aportan recursos genéticos, medicinales y ornamentales. Propician la recreación y el turismo y ofrecen información educativa y científica.
Para los administradores de las áreas protegidas ayer el reto consistía en comprender las funciones de los ecosistemas y encontrar la mejor manera de manejar varios hábitats de vida silvestre. Hoy los retos incluyen cómo determinar el valor económico. Se debe reforzar el enfoque tradicional de protección e introducir nuevos enfoques que ayuden a asegurar un futuro sostenible.