Brigadas de Incendio


Costa Rica no escapa a la incidencia de los incendios forestales los cuales se presentan durante la época de menor precipitación (de enero a mayo), pudiéndose adelantar o postergar, dependiendo del comportamiento climático prevaleciente; siendo la vertiente pacifica del país, la zona que más incidencia tiene, así como los cantones de Los Chiles y Upala, ambos fronterizos con Nicaragua y ubicados en la región Huetar Norte.

Los incendios forestales se originan en un 98% por causas humanas (quemas agrícolas ilegales, quemas de áreas de pasto, venganza, vandalismos y cacería), causas accidentales y/o causas naturales (rayo). Por lo que, el país ha realizado esfuerzos para reducir la incidencia; particularmente, a inicios de la década de los años ochenta, la Dirección General Forestal (DGF) capicitó a nivel nacional y formación de su personal a nivel internacional; logrando que, en los proyectos de reforestación, se establecieran obligatoriamente, las rondas cortafuego como medida preventiva.
 
Posteriormente y gracias al desarrollo de procesos de capacitación y generación de experiencia, se establecen mecanismos de protección en las Áreas Silvestres Protegidas (ASP), logrando la disminución de las áreas afectadas por los incendios forestales.

Desde el año de 1997, Costa Rica ha fortalecido sus acciones por medio de Estrategias Nacionales de Manejo del Fuego, la Comisión Nacional sobre Incendios Forestales denominada CONIFOR adscrita al Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE) por medio del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), constituida por once instituciones gubernamentales y dos organizaciones no gubernamentales.

A nivel interno del SINAC-MINAE se cuenta con un Comité Técnico Nacional de Incendios Forestales denominado COTENA, constituido por los encargados del Programa Manejo del Fuego de 9 Áreas de Conservación que tienen una mayor incidencia de incendios forestales a través de la incorporación de la sociedad (bomberos forestales voluntarios) en las mismas por medio de capacitación, entrenamiento y equipamiento.

Actualmente el Programa de Manejo del Fuego basa sus acciones en tres áreas:

1. Prevención: actividades tendientes a concienciar a la población de los efectos y causas que conllevan los incendios forestales.
2. Control: se implementa el Sistema de Alerta Permanente el cual permite tener un monitoreo de lo que acontece a nivel nacional (puestos de vigilancia fijos y temporales, patrullajes móviles, acuáticos y aéreos, entre otros).
3. Uso: El uso del fuego se utiliza como un aliado en las labores de establecimiento de obras de mitigación y reducción de la carga de combustibles en las áreas que lo requieran por medio de la aplicación de quemas controladas.

Para mayor información puede consultar: ​​​