Parque Nacional Cahuita

Playa, bosque y colorida vida marina
Cahuita es un Parque Nacional único en Costa Rica por su cercana relación con la comunidad,  un ejemplo del manejo compartido entre la comunidad y el gobierno, para el desarrollo sostenible a nivel comunal. Se destaca la participación de los guardaparques y salvavidas comunitarios, a través de un manejo de gobernanza compartida.

 

Conozca el arrecife de coral mejor conservado del Caribe costarricense y disfrute del paisaje, la cultura y la gastronomía que ofrece la zona.

 

Playas de arena blanca, un mar color turquesa y una diversa vida marina son algunos de los atractivos que lo aguardan en el Parque Nacional Cahuita, en la provincia de Limón.
 
En este ecosistema, enclavado en el Caribe pero con ambiente de bosque, encontrará especies como mapaches, pizotes, perezosos, iguanas y basiliscos. También observará serpientes como la oropel y la tamagá, y aves como el gavilán cangrejero.
 
Dentro del Parque es posible realizar deportes recreativos y caminatas por los senderos, o bien, simplemente disfrutar de las playas nadando o tomando el sol.
 
El parque cuenta con el apoyo de guías y tour-operadores de la comunidad, quienes han sido capacitados por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y están debidamente acreditados por el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para orientar y dar servicio a los visitantes.
​​​​
Plan General de Manejo del Parque Nacional Cahuita
​Reseña histórica del Parque Nacional Cahuita y su comunidad
 
Los primeros pobladores de Cahuita llegaron a partir de la primera mitad del siglo XVIII, atraídos por el arrecife coralino, el cual años atrás constituyó el sitio de alimentación y refugio de grandes grupos de tortugas verdes (Chelonia mydas) y carey (Eretmochelys imbricata). Estas eran altamente apetecidas por los pobladores indígenas y negros, quienes en botes de remo y de vela, navegaban desde Bocas del Toro y desde la costa de Nicaragua. 
 
La familia del señor William Smith fue la primera en establecerse en 1828 en el sitio denominado hoy día “Punta Cahuita”. Durante muchos años estos primeros colonos sembraron productos como ñame, yuca, cacao y coco y levantaron ranchos con piso y paredes de palma maquenque (Socratea durissima)  y techos de hojas prensadas.
 
EN 1915 durante el gobierno del presidente Alfredo Gonzales Flores se funda el actual pueblo de Cahuita. El presidente, en agradecimiento a la población por la ayuda recibida durante el naufragio de su barco, dona un terreno en el cual es demarcado el nuevo poblado.
 
Para esta época la principal actividad económica de subsistencia que desarrollaron los pobladores de Cahuita fue la siembra de cacao y la pesca artesanal, pero, debido a la  caída en los precios de éste producto y enfermedades que atacaron los cultivos obligó a sus habitantes a iniciar nuevas formas de subsistencia como lo fueron la tala de bosques y la ganadería.
 
Con este panorama en 1970 se crea el monumento Nacional Cahuita para proteger el arrecife coralino y en 1978 fue declarado Parque Nacional. Fue uno de los primeros Parques Nacionales creados en el país, para la conservación de la naturaleza y beneficio de todos los costarricenses y visitantes.
 
La comunidad de Cahuita ha dedicado grandes esfuerzos a la conservación de este Parque Nacional desde su creación. Es por esto que en 1998 se constituye el Comité de Manejo del Parque Nacional Cahuita, conformado por miembros de las organizaciones locales, así como por representantes del SINAC. Este comité desarrolla acciones para la conservación y uso sostenible de los diversos ecosistemas del Parque, realizando aportes importantes al desarrollo de la comunidad.
 
Riquezas culturales 
 
En el siglo XVIII con la llegada de los afro descendientes se crean vínculos culturales entre los diferentes grupos étnicos provenientes de África y Jamaica. Dejando como legado costumbres y tradiciones tales como: la arquitectura que claramente se demuestra como el estilo jamaiquino que consiste en construir casas sobre pilares pintadas con colores llamativos. 
 
La gastronomía caribeña se destaca por utilizar ingredientes propios de la región, como la leche de coco, para la elaboración del famoso Rice & Beans” caribeño o el inigualable “Rondón”, además del conocido “Patí” un pastel de repostería de carne, con especias y pimiento picante. Entre sus platillos también sobre sale el “Plantinta” (plantain tart), y el “Pan Bon”.
 
El calypso se empezó a escuchar en el Caribe de Costa Rica a partir del año de 1870 cuando arribaron personas, de etnia negra, de las islas de Jamaica, Barbados y Saint Kitts. Desde entonces la comunidad de Limón se ha encargado de hacer música calypso y rimar en esas melodías. El nombre que se les da a los cantautores de calypso en Limón es calipsonians, la cual tiene como significado “una persona que cuenta chismes, recicla rumores y transmite las noticias mientras resiste positivamente los embastes de los colonialistas en los siglos XIX y XX. (Monestel, M. 1993).
 
Riqueza Natural
 
El Parque Nacional Cahuita en sus 1067.9 hectáreas terrestres se conserva una importante muestra del Bosque Tropical muy húmedo anegado. En el área marina 600 de sus 22.400 hectáreas se protege el arrecife de coral más desarrollado de la costa Caribeña de Costa Rica.
 
El nombre Cahuita viene de los términos “Kawe” que significa “Sangrillo” (árbol de la zona) y “Ta” que significa “punta”, es decir “Punta Sangrillo”. Cuenta con 23,290 ha de cobertura marinas y 1,102 ha terrestres. En este territorio existe un conjunto de sistemas ecológicos como los arrecifes de coral que, por su estructura y diversidad, se consideran los más desarrollados del Caribe costarricense (Jiménez, et. al. 2011).
 
Horarios:

Para el sector de playa Blanca:
Todos los días de 6 a. m. a 5 p. m.
 
Para el sector de Puerto Vargas:
Todos los días de 8 a. m. a 4 p. m.

  

Tarifas:
Si ingresa por la entrada de playa Blanca, contigua al pueblo de Cahuita, la tarifa es una contribución voluntaria en efectivo. La cual será invertida en la comunidad de Cahuita y el Parque Nacional
 
Si lo hace por el sector de Puerto Vargas, extranjeros no residentes pagan $5 y nacionales residentes ¢1.000.
 
Se aceptan pagos con tarjeta de crédito.

Servicios

  • Servicios sanitarios
  • Duchas y vestidores
  • Agua potable
  • Servicio de información
  • Guías locales capacitados
  • Salvavidas comunitarios
  • Áreas de picnic
  • Parqueo en sector Puerto Vargas

 Atractivos

Playas de arena blanca con zonas seguras para el disfrute de los bañistas, y se pueden realizar actividades de playa.
 
Arrecife coralino,  con zonas destinadas para realizar esnórquel, donde podrá observar gran variedad de peces de coral y estructuras de coral desarrollados, donde sobre salen coral cerebriforme, coral cuernos de alce, abanico de mar, pez ángel francés, pez ángel reina, pez isabelita, pepino de mar, langostas y tortugas.
 
Senderos a lo largo de la costa donde se puede observar: mono congo, mono cara blanca, osos perezosos, pizotes tucanes, trogón, garza nocturna, serpiente oropel, gavilán cangrejero y basiliscos.

 

  • Para mejorar su experiencia se recomienda contratar un guía local.
  • Mantenerse dentro de los senderos, utilizar ropa cómoda para caminar, bloqueador solar biodegradable y repelente.
  • Cuidar sus pertenencias
  • No pararse en los corales
  • Recuerde que no se permite el ingreso de mascotas, bebidas alcohólicas, armas de cualquier tipo, así como sustancias.