Parque Nacional Volcán Poás

Tierra  donde la fuerza de la naturaleza y el frescor de las nubes se mezclan

Está activo y posee uno de los cráteres más grandes del mundo. Conozca este coloso sin recorrer grandes distancias.

  

No solo tiene uno de los cráteres más grandes del mundo, sino que está ubicado en los bosques montañosos de la Cordillera Volcánica Central, por lo que hace gala de magníficos paisajes naturales: así es el Parque Nacional Volcán Poás.

   

Por estar situado en la provincia de Alajuela, ofrece a los visitantes buen acceso desde las principales ciudades del país.

  

Este lugar le permite recorrer sus atractivos por medio de una red de senderos, en un clima frío matizado especialmente por una tenue llovizna que se impone la mayor parte del año.

 

También podrá disfrutar de la variada gastronomía, dignamente representada por frutas, como fresas, y también por algunos derivados de los lácteos. 

 

Asimismo, apreciará manifestaciones culturales de comunidades aledañas al Parque, tales como Poasito, Fraijanes, Varablanca y San Pedro de Poás. Todas estas son paradas recomendadas para una visita completa.
 

​​

El Parque Nacional Volcán Poás fue establecido en 1955 con una extensión territorial aproximada de 1200 ha. Con la ratificación de 1970 y posterior ampliación de su territorio Decreto Ejecutivo No. 22961-MIRENEM, del 19 de enero de 1994, la extensión del parque llegó a 6506 ha.


A esta área los españoles le llamaron botos, refiriéndose a un grupo de indígenas que poblaron las faldas al norte del volcán. El término Poás puede derivarse del nombre latino “púas” debido a la presencia de algunas plantas con púas en la zona o a la existencia de un pueblo denominado “Púas” ubicado cerca del macizo.

 

 

El Volcán Poás tiene un historial de erupciones donde sobresale la de 1910, que consistió en una inmensa nube de ceniza que se elevó hasta unos 8000 m.  Este Parque Nacional es uno de los atractivos naturales más importantes para el turismo nacional e internacional.

 

 

​​Fecha de Creación: 25 de enero de 1971

 

Extensión: 6506 Ha.

 

Altitud: 2708 m.s.n.m.

 

Temperatura promedio: 12ºC

 

Precipitación Promedio: 3500 mm

 

  

Cráter principal

Diámetro: 1320 metros      

Profundidad: 300 metros

 

Laguna Botos

Diámetro: 400 metros

Profundidad: 14 metros

Horario: 

 

Todos los días de 7 a.m. a 1:20 p.m. Incluyendo feriados. Solamente mediante el sistema de reservaciones.

 

 

Tarifas: 

 

¢1000 Visitantes nacionales y residentes mayores de 13 años.

¢500 Niños nacionales y residentes (edad de 2 a 12 años).

$15 Visitantes no residentes mayores de 13 años.

$5   Niños no residentes (edad de 2 a 12 años).

¢500 Visitantes nacionales y residentes de educación primaria y secundaria, en giras educativas organizadas por los centros educativos y que hayan sido coordinadas previamente con la Administración del área silvestre protegida.

 

Los estudiantes de educación superior deben cancelar la tarifa establecida para visitantes nacionales o no residentes, mayores de 13 años.


No pagan ingreso los niños menores de 2 años de edad, así como los visitantes nacionales y residentes mayores de 65 años.


Tarifas de parqueo

 

¢1000 motos 

¢2000 vehículo liviano

¢4000 microbús y autobús

Servicios y atractivos: 

 

Parqueo con vigilancia..
Servicios sanitarios.
Agua no potable.
Servicios de primeros auxilios.

 

Principales atractivos:

 

Cráter principal: Es de forma circular y mide cerca de 1320 m, con 320 m de profundidad. Su borde se compone de materiales piroclásticos como bloques, bombas, cenizas y lavas de 7540 años de antigüedad. Alberga una laguna de agua caliente y ácida con temperaturas entre los 20 y 50 °C.

 

Cono Von Frantzius: Se ubica a unos 900 metros al norte del cráter activo y se encuentra parcialmente destruido en su flanco sur. Tiene forma de herradura irregular abierta hacia el sur, con pequeños escarpes cubiertos de vegetación.

 

Laguna Botos: Antiguo cráter ocupado por una laguna fría de 400 m de diámetro y 14 de profundidad. Su fondo es semiplano y sedimentado por materiales de las paredes interiores con el aporte de material orgánico. (CERRADO ACTUALMENTE)

 

Aves: Especies típicas de la zona incluyen: tangara de monte (Cholorospingus pileatus), saltón patagrande (Pezopetes capitalis), soterrerey de selva (Henicorhina lecophrys), zorzal piquinegro (Catharus gracilirostris), colibrí garganta de fuego (Panterpe insignis), colibrí ermitaño bronceado (Glaucis aenea), quetzal (Pharomachrus mocinno).

 

Mamíferos: Los mamíferos no son abundantes, aunque se encuentran coyotes (Canis latrans), comadrejas (Mustela frenata), conejos (Silvilagus dicei), zorrillos hediondos (Conepatus semistriatus) y entre los más comunes está la ardilla del Poás (Sciurus deppei) y el armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcintus).

 

Flora: En el área de uso público se puede observar asociaciones vegetales relacionadas con el bosque nuboso, donde resaltan especies como la sombrilla de pobre (Gunnera insignis) y robles encinos (Quercus sp.).

 

  • Vestir ropa cómoda y calzado cerrado para las caminatas. En días soleados se requiere gorra y protector solar; en los días nublados y lluviosos, abrigos y capas.
  • Asegurar el uso del sistema de reservaciones para ingresas al parque nacional.
  • Las condiciones del tiempo en los miradores y senderos son cambiantes, por lo que no siempre hay certeza de que los principales atractivos estén despejados.
  • Dada la actividad volcánica, atender las regulaciones que dan los guardaparques para proteger la integridad física en caso de una emergencia.

 

 

Es importante tener presente que en el Parque Nacional Volcán Poás no se permite lo siguiente:

 

  • Ingresar en estado de embriaguez, así como ingerir o consumir drogas.
  • Ingresar con animales domésticos o mascotas.
  • Extraer piedras, plantas u otro recurso natural del área silvestre.
  • Transitar fuera de los senderos o zonas destinadas al uso público.
  • Fumar (Ley No. 9028).
  • Botar basura. No existen basureros en el parque nacional. Todos los residuos generados deberán ser trasladados por los visitantes.